Devocionales Para Jovenes

Los Complejos

por Enrique Monterroza

“Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno”.

Romanos 12:3

La mayoría de nosotros vivimos rodeados de un mundo lleno de pecado y pese a que nuestra ciudadanía es celestial estamos expuestos a que en momento determinado el enemigo nos engañe con su astucia y no nos permita alcanzar el favor de Dios que tanto buscamos.

Una de las situaciones que enfrentamos en nuestro diario vivir son los complejos, esos modelos de pensamiento sobre nosotros mismos que no nos permiten avanzar y que muchas veces nos privan de la bendición de Dios.

¿Alguna vez has tenido un complejo?, a lo mejor si o a lo mejo no, pero todos en momento determinado de nuestra vida, ya sea infancia, adolescencia, juventud y hasta adultes hemos a lo mejor padecido de algún complejo. Pero lo que muchas veces se nos olvida es que en la vida cristiana no tendría porque existir complejos, pues Dios nos ha hecho mas que vencedores y no tenemos porque sentirnos acomplejados.

Este tema va dedicado a todos aquellos que en momento de su vida ha sufrido o están sufriendo algún complejo que no les permite desarrollarse libremente en su vida cristiana, obstaculizando de estar forma los planes que Dios tiene para su vida.

DEFINAMOS, ¿A QUE SE LE LLAMA COMPLEJO?:

  • Combinación de ideas, tendencias y emociones inconscientes y generalmente adquiridas durante la infancia, que influyen en la personalidad y conducta de un individuo.
  • Conjunto de ideas, emociones y tendencias generalmente reprimidas y asociadas a experiencias del sujeto, que perturban su comportamiento.
  • En mis propias palabras complejo es todo aquel modelo de pensamiento negativo en mi mente que no me permite desarrollarme con libertad en mi vida diaria y que como consecuencia no me permite alcanzar muchas de las bendiciones que Dios tiene preparadas para mi.

COMPLEJOS DE INFERIORIDAD.

Hay muchos que se sienten inferiores a las demás personas y que cuando están en medio de un grupo de personas sienten que no son valoradas, ya sea por su físico, estado económico o espiritual.

Complejos Físicos: La mayoría de complejos en una persona son por su situación física ya sea por ser gordo, delgado, alto, pequeño, blanco, moreno, tener alguna parte del cuerpo con un tamaño diferente a los demás etc. Hay personas que por sentirse feas no quieren ni salir de su casa, cuando realmente la verdadera belleza no se mide por la hermosura física, pues Dios no ve lo que el hombre ve, sino mas bien El ve el interior de tu corazón y las intenciones que hay en el.Pueda ser que tu seas flaco, gordo, pequeño o alto, eso no tiene que ser un obstáculo para que tu te desarrolles a pleno en el Señor, no permitas que el Enemigo te robe las bendiciones por engañarte y tratar de que tu no te desarrolles en lo espiritual.

Talvez tu no seas bien parecido, pero eso no quiere decir que Dios no te va a dar a tu ayuda idónea, no tienes porque sentirte menos pues si tienes vida es porque Dios tiene un propósito para tu vida.

Si eres un hijo de Dios tendrías que estar agradecido con Dios de cómo eres, debes de aceptarte a ti mismo pues eres imagen y semejanza de Dios.

Complejos Sociales: Muchos al ser humildes en cuanto a su manera de vivir o económicamente se sienten inferiores a otras personas que tienen mejores comodidades y que viven mejor económicamente. Lastimosamente nuestra sociedad muchas veces discrimina a las persona humildes, algo que no esta bien visto delante de los ojos de Dios. Pueda ser que tu tengas muy buenas comodidades y económicamente estés bendecido, pero jamás será razón para ver de menos aquel que es pobre y que vive humildemente.

Complejos Espirituales: esta clase de complejos son dañinos para la salud espiritual, porque evitan el que puedas crecer espiritualmente.

Algunos complejos espirituales podrían ser:

  • El no querer desarrollar un privilegio por creerse menor a los demás: definitivamente la Biblia nos manda a ser humildes en todo, pero tampoco puedes menospreciarte, una cosa es reconocer nuestras limitantes, pero otra cosa es creer que no puedo realizar nada. En muchas ocasiones hemos escuchado de hermanos que rechazan privilegios porque según ellos, no podrán desarrollarlo, cuando realmente tienes que entender que si Dios te llama, es porque el te capacitara y si el te capacita entonces el te respaldara. Nunca te niegues a cumplir un privilegio en tu congregación por creerte que no podrás, si tu líder o pastor te lo designan es porque Dios sabe que tu podrás desarrollarlo.
  • Creer que Dios no te escucha, pero si escucha a otros: hay muchas personas que al no recibir prontamente una respuesta de Dios en lo que piden, creen que Dios no los escucha y realmente es el mismo complejo de inferioridad que lo lleva a pensar de esta manera y esto es algo que no te dejara alcanzar tu tan ansiada respuesta.
  • Muchos creen que nunca lograran alcanzar sus sueños: a lo mejor su sueño es estar en un estadio adorando a Dios o predicando, quizá viajar por las naciones llevando el mensaje de Salvación, pero todo esto solo queda en un simple sueño, por los complejos espirituales de creer que nunca lo alcanzaras. Desde el momento que piensas que nunca lo alcanzaras, desde ese momento ya estas fallando, pues estas pensando humanamente olvidándote de lo Poderoso que es Dios para hacer que lo Imposible sea Posible.

COMPLEJOS DE SUPERIORIDAD.

La otra cara de la moneda, mientras unos se sienten indignos de algo poderoso, o menores que otros, hay ciertas personas que padecen de complejos de superioridad, creen que no hay mejores que ellos y que todos los demás nunca lo podrán superar.

Un personaje Bíblico que se creyó superior fue Nabuconodosor el cual creyó que por su mano poderosa y su gran capacidad para dirigir su reino había alcanzado todo lo que tenia, desde ese mismo momento Dios lo humillo a tal punto que según relata la Biblia comía hierba como los bueyes. (Daniel 4: 28-37)

Tienes que entender algo, a lo mejor Dios te ha dotado de capacidades especiales para llevar a cabo alguna tarea en la Iglesia, pero eso no quiere decir que veas de menos a los demás, pueda ser que tu seas de gran bendición para tu Ministerio, pero tampoco quiere decir que el día que tu no estés el ministerio se terminara. Debes saber sobrellevar las virtudes que Dios te ha dado de la mano con la humildad, pues el corazón de Dios se alegra cuando somos humildes.

Una Persona con complejo de superioridad será una persona que vera a los demás como menores a el, que creerá que todo lo sabe y que todo lo puede, pero lejos de todo eso debería entender que esa actitud es reprobada por Dios, el mismo Apóstol Pablo decía que el podría vanagloriarse de muchas cosas pero no lo hacia, al contrario el mismo reprendía a los Filipenses a que no se vanagloriaran. (Filipenses 2:1-11)

Por esa razón te invito a que jamás menosprecies a alguien, no importa su estado físico, económico, social o espiritual, recuerda que todos somos iguales delante de Dios.

¿QUÉ HACER SI SOY UNA PERSONA CON COMPLEJOS?

Es la pregunta que quizá te estarás haciendo, a lo mejor has vivido muchos meses o años de tu vida permitiendo que un complejo ya sea físico, económico o espiritual te robe la paz. Tienes que ponerle un alto si realmente quieres gozar de la vida cristiana.

Entonces la pregunta seria: ¿Qué debo de hacer si soy una persona con complejos, pero quiero ser libre?.

Primero, si aun no le has entregado tu corazón a Jesús, entrégaselo, ya que con la ayuda de El puedes saltar cualquier obstáculo que se presente y El, le da un nuevo sabor a tu vida y un sentido de existencia.

Segundo, debes de entender con tu mente y con tu corazón, que eres una persona mas que especial para Dios y que vales la sangre de Cristo, en pocas palabras vales la sangre del hijo de Dios, ¿Te parece poca cosa?.

Tercero, debes renunciar a todo pensamiento negativo que esta limitando tu vida de alcanzar bendición o felicidad. Definitivamente tienes que aceptarte tal y como eres y en medio de todo lo que en tu propio pensamiento esta “mal” debes de encontrarle las virtudes y las ventajas que puedes sacar de ello.

Cuarto, debes comenzar a vivir apegado a la Palabra de Dios y la Palabra de Dios declara que tienes una ciudadanía celestial, por lo cual el poco tiempo que vivas acá no es nada comparado a las moradas celestiales en la eternidad.

Tu eres un Príncipe o Princesa de Dios, no tienes porque sentirte acomplejado, tienes que levantar cabeza y conquistar las tierras que Dios te ordene conquistar y parte de esas tierras son las diferentes áreas de tu vida que no te permiten crecer espiritualmente.

Desde el momento que entiendas el valor que posees, desde ese momento comenzaras a ver las cosas de diferente forma, ya no con ojos humanos imperfectos, sino con los ojos de Dios que ven lo que realmente importa en esta vida.

Termino con esto:

¿Sabias que Jesús te ama y tiene grandes propósitos para tu vida?, pues

claro que te ama y quiere hacer de ti un gran siervo(va), solo permite

que el te moldee y que haga contigo lo que bien le parezca, sométete a

Dios y el te levantara en gran manera.

 

 

 

Aprende a decir NO y ALTO

por Enrique Monterroza

Me gusta muchos escribir temas de noviazgo, nunca se cuando voy a escribir uno, pero cuando leo situaciones de correos que me llegan pareciera que un foco alumbra mi cerebro y vienen muchos temas a mi mente de los que necesito hablar. Y digo necesito porque es urgente, son cosas reales que pasan en la vida de solteros y que a lo mejor no vamos a escuchar en un mensaje del día domingo en nuestras congregaciones, pero que no por eso deja de ser importante hablar.

Los problemas que enfrentan los solteros, son los problemas que todos en esa etapa vamos a enfrentar, no importa si estas en El Salvador, en México, en Argentina, España o en China. Son los mismos, porque todos independientemente de la cultura, enfrentamos situaciones similares. Por esa razón no me extraña recibir diariamente correos de diferentes lugares del mundo que están enfrentando exactamente el mismo problema.

Por eso hoy quiero escribirte un poco sobre lo importante que es decir NO o lo importante que es PARAR DE HACER algunas cosas que sabemos que están desagradando a Dios.

Noviazgo… Noviazgo…

Vamos aclarar algo que ya he aclarado en mas de alguna ocasión en varios artículos y lo voy a hacer porque siempre hay alguien que pregunta: “¿Y donde dice que el Noviazgo es Bíblico?”, la verdad es que la palabra noviazgo no está en la Biblia, son términos que nosotros hemos creado para describir a la etapa antes del Matrimonio. En la Biblia se habla de “DESPOSARSE” es decir comprometerse para casarse pronto. Lastimosamente nosotros usamos la Palabra NOVIAZGO para hablar de muchos y muchos años, hay quienes pasan hasta diez años de novios, yo siempre he recomendado que los noviazgos largos no siempre son buenos. Lo ideal sería tener un noviazgo corto para luego casarse lo cual se traduce a que el noviazgo tendría que ser en una etapa de la vida en donde deberías de ser responsables y poder mantener un matrimonio económicamente hablando y de tener la suficiente madurez como para afrontar esa etapa. El noviazgo no es un juego de niños, porque de tanto jugar, se comenten errores grandísimos que duelen y marcan las vidas de las víctimas.

CUANDO LAS CARICIAS SOBREPASAN.

El problema de tener noviazgos muy jóvenes o de muchos años es que poco a poco se va perdiendo el respeto, aquel que en un principio era el que gobernaba la relación. Era lindo pasar hablando por horas, era hermoso contarse cada cosa, aun cuando no tuviera importancia lo que el otro o la otra dijera, pues podíamos pasar horas y horas con cara de asombro y ojos brillantes delante de esa persona a la que amamos tanto.

El problema de los noviazgos demasiados jóvenes y aquellos que duran muchos años es que de pronto ya no basta solo platicar, aquellas conversaciones que ocupaban horas y horas, ahora se redujeron y se dio el inicio de los besos, abrazos y diferentes muestras de amor.

Yo siempre he dicho que no está mal dar un abrazo de cariño, pero también depende de qué clase de abrazo estés recibiendo, tampoco es malo dar un beso para demostrar amor, pero también tienes que tener cuidado de cuánto tiempo durara ese beso, porque un beso prolongado y candente, siempre va a querer mas y mas y mas. Yo sé que me comprendes a lo que me refiero, yo también fui soltero, yo sé que es eso, no me lo contaron, lo he vivido en carne propia, no hablo en teoría, hablo porque sé que es pasar por eso.

Y es que el problema no queda allí, de pronto de charlas largas, se pasó a caricias y de caricias pronto pasaran a la otra etapa que es LO PROHIBIDO, hablo de intentar tener relaciones sexuales antes del matrimonio.

HE ACÁ EL RESULTADO DE PERDERSE EL RESPETO

Obviamente el intentar tener relaciones sexuales antes del matrimonio, no nació como una idea de la nada. Todo fue provocado por esos irrespetos que seguramente hubieron antes. Pues aunque no lo quieran aceptar los dos se perdieron el respeto, al acariciarse de formas que no eran honestas, de besarse de formas que no eran para demostrar cariño, sino que era una pasión desbordada.

Tienes que entender algo: por muy espiritual que seas, por mucho que ores, ayunes, vigiles y todas las cosas que quieras hacer, siempre estarás expuesto a caer en esta situación si no tienes cuidado.

A veces hay solteros que creen que son lo suficientemente fuertes para soportar cualquier momento candente y por eso presionan el acelerador, porque creen que saben hasta donde llegaran. Pero la realidad es diferente, todo parece bonito en la teoría, pero en la práctica muchos reprueban. Ya que después de acelerar y meter la cuarta velocidad, será más fácil meter la quinta velocidad en lugar de regresar a primera. No me vengan con el cuento que saben hasta donde llegaran, porque si ustedes no se pueden controlar con sus caricias y besos, ¿Cómo podrán controlarse ya en el momento más candente?, lo más fácil será fallar, lo más fácil será tener relaciones y después lamentarte mucho y hasta alejarte de Dios y creer que El jamás te perdonara.

Y todo esto nació del irrespeto que se tuvieron en momento determinado, porque tu señorita no deberías dejar que tu novio toque partes de tu cuerpo que son íntimas y que Dios quiere que guardes para el que va a ser tu esposo. Porque tu jovencito no deberías permitir que tu novia te presione a hacer cosas que no tienes que hacer, porque el no hacerlo no significa que no seguirás siendo hombre. Es preferible ser un hijo de Dios y pasar de poco hombre a demostrarle lo hombre que eres y defraudar tus principios espirituales.

SOBRE FORNICACION

El tener relaciones antes del matrimonio es Fornicar y por eso hay que dejar claro algo para que no hallan malas interpretaciones, la FORNICACION es pecado lo dice la Biblia:

“Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; más el que fornica, contra su propio cuerpo peca. ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios”. 1 Corintios 6:18-20 (Reina-Valera 1960)

“Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios”. Hebreos 13:4 (Reina-Valera 1960)

“Bien saben ustedes que nadie que tenga relaciones sexuales prohibidas o indecentes, o que nunca esté satisfecho con lo mucho que tiene, tendrá parte en el reino de Cristo y de Dios. Eso es tan malo como adorar a un ídolo”. Efesios 5:5 (Traducción en lenguaje actual)

DIOS TE QUIERE PERDONAR

Si has caído en este pecado Dios te quiere perdonar, el quiere que alcances su perdón, la Biblia dice: “Yo a ustedes los quiero como a hijos. Por eso les escribo esta carta para que no pequen. Pero si alguno peca, Jesucristo es justo y nos defiende ante Dios Padre. Dios perdona nuestros pecados y los de todo el mundo porque Cristo se ofreció voluntariamente para morir por nosotros”. 1 Juan 2:1-2 (Traducción en lenguaje actual)

Para recibir su perdón solo tienes que arrepentirte genuinamente, pedir perdón con tu propia boca y entonces Dios te perdonara por lo que tú también tienes que perdonarte ese error y tratar de no volverlo a cometer.

Ahora bien, luego de esta pequeña introducción paso a lo que realmente necesito hablar y es lo siguiente:

TIENES QUE APRENDER A DECIR NO Y ALTO.

Es obvio que a ti nadie te obliga a besarte o acariciarte de la forma que lo haces, pues es algo agradable para tu cuerpo, tu carne lo pide y hasta cierto punto lo necesita, pero lo que la carne necesita a Dios le desagrada.

Y es que pareciera que lo PROHIBIDO es para nosotros una tentación, pues sabiendo que no tenemos que hacerlo insistimos en intentarlo.

Es triste leer cartas de solteros que se siente mal, que sienten que no merecen más el perdón de Dios, que saben que están haciendo cosas desagradables pero que no pueden decir no o simplemente tienen miedo de decirles a su novio o novia: YA NO MAS.

Queridos amigos y amigas, tú que estas cayendo en este error sabes muy bien que es desagradable delante de Dios. Tu sabes que no tendrías que hacerlo, sabes que estás irrespetando a la persona que dices amar y peor aún, estas irrespetando las leyes de Dios al adelantarte a esa etapa. Dentro de ti esta la conciencia de que no tendrías que hacer eso, es más, estoy seguro que cada vez que estas a punto de caer vienen a tu mente muchos pensamientos sobre lo que vas a hacer no es correcto, sé que no has de disfrutar lo que haces y en ocasiones hasta tu cuerpo ha estado temblado del hecho de saber que no tienes que hacerlo. Pero aun así hay algo que te impulsa, algo que no entiendes, algo que te convence a seguir y que por su culpa ahora te sientes indigno.

Señorita, se que quisieras decirle a tu novio que no quisieras hacerlo más, que te sientes mal, que desde que lo comenzaron a hacer tu vida ha cambiado para mal, pero por alguna extraña razón no tienes el valor de decírselo, quizá porque piensas que no te amara mas o que te dejara. Sé que quisieras que las cosas fueran como antes, que su relación se basara en otras cosas que no fuera el sexo, pero lastimosamente hoy por hoy esa relación se basa en eso, en lo prohibido, en lo que tanto daño te está haciendo y en lo que te ha robado la sonrisa.

Sé que ríes delante de tu novio, se que tratas de disimular lo que realmente quisieras decirle, pero no te atreves, ahora yo te pregunto: ¿Esto es lo que siempre habías soñado?, ¿Realmente esto satisface la necesidad de alguien que tenias?, estoy seguro que esto no es lo que tu habías soñado, estoy seguro que tu quisieras que otras cosas gobernaran su relación, estoy seguro que quisieras pasar nuevamente charlando con esa persona por horas y horas, sin la necesidad de acariciarse más de la cuenta o de llegar al punto de lo prohibido. Sé que añoras esos días, pero mientras NO APRENDAS A DECIR NO o ALTO esos días no regresaran.

Tú tienes la decisión, tu puedes hacer que las cosas cambien o que den el giro esperado, tu parte es APRENDER A DECIR NO o ALTO, si aun cuando te cueste, si, aun cuando él se enoje o quizá te quiera dejar. Pero ¿No crees que es más importante hacer las cosas bien y tratar de vivir lo soñado?, o ¿Prefieres estar pecando deliberadamente y ser infelices contigo misma y con Dios?

La prueba verdadera que te ama es esa: ES COMPRENDER QUE A TI TE AFECTA el entender que NO QUIERES HACERLO MAS. Y si el lograra comprender eso y aceptarlo, entonces obviamente ese chico te ama, te ama porque está dispuesto a respetar tu decisión y no solo eso, sino que te apoyara porque seguramente el también se sentía mal de hacerlo. Si realmente ese chico es un hijo de Dios que ama a Dios te dirá que también el opina lo mismo que tu y posiblemente comience la restauración de su relación. Claro que no todo será color de rosas, pues habrá momentos en los que se dé todo para volver a caer, pero su decisión de ser fieles a Dios podrá más y se alejaran de eso. Y serán tentados a caer muchas veces, pero dependerá de cada uno de ustedes APRENDER A DECIR NO.

Cuando se aprende a decir NO las cosas se vuelven más fáciles.

Varón de Dios, tu sabes bien que hasta la fecha has estado fallando, sabes que esa señorita se merece más respeto, sabes que Dios se merece tu obediencia. Quizá te cueste decirle a ella que no quieres seguir más con esto. Quizá sientes que te veras mal si se lo dices tú, pero créeme que si tienes el valor de decírselo serás mas hombre de lo que pensaste. Pues decir no al sexo es de hombres y de hombres de Dios. Sé que quieres ser usado por Dios, que tienes sueños grandes y quieres que todos se cumplan, por esa razón tienes que comenzar a construirlos desde abajo, y una buena forma es ordenando tu vida.

Ve donde ella, se lo más sincero que puedas, ábrele tu corazón y dile que te perdone por todo lo que hasta la fecha ha ocurrido, no tengas miedo, no creas que te veras mal, al contrario Dios estará con una sonrisa enorme viendo tu valor para afrontar la verdad. Si ella realmente te ama entonces entenderá y seguramente te respaldara, pero si ella lo único que buscaba en ti era satisfacer sus deseos, entonces es mejor decirle adiós y no vivir con alguien que no respeta tu deseo de agradar a Dios. Pero si ella es una mujer de Dios seguramente también se arrepentirá de todo y querrá volver a comenzar. Sera una tarea difícil pero hay algo importante en todo esto: DIOS ESTARÁ CON USTEDES.

Recuerda este versículo:

“Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio”.

2 Timoteo 1:7 (Reina-Valera 1960)

DECIR NO o ALTO ES LA CLAVE

¿Quiere comenzar a disfrutar realmente de esa hermosa etapa del noviazgo?, entonces aprende a decir NO y ALTO cuando se deba. Tú sabes en que momentos serán, quizá al principio será difícil, pero con el tiempo se te comenzara a hacer más fácil y llegara un momento en el que ya ni tendrás que decir NO ni ALTO porque todo se estará realizando según la voluntad de Dios para su vida.

Ya llegara en su momento la etapa del Matrimonio en donde podrán gozar de ese privilegio hermoso que se llama HACER EL AMOR con la persona que amas y con la que te uniste delante de Dios. Sé que Dios bendecirá tu matrimonio si tratas de agradarlo desde el noviazgo.

TU DECISION.

Hoy es momento de tu decisión, ¿Quieres seguir llevando esa vida desordenada?, ¿Quieres seguir siendo un instrumento de satisfacción sexual? ó ¿Quieres comenzar a agradar a Dios? ¿Quiere ser feliz verdaderamente?, ¿Quieres amar y sentirte amada en realidad? Entonces ármate de valor y APREDE A DECIR NO y ALTO se que Dios estará contigo si decides doblegar tu voluntad y comenzar a hacer la de Él.

Seguramente Dios estará muy feliz de ver en ti la determinación de no permitir más que eso pase y sobre todo tu voluntad de tratarlo de agradara, quizá al principio será difícil, quizá muy difícil, pero sobre todo tienes que estar seguro que SERA LA MEJOR DECISION que hallas tomado y que dicha decisión será la base en la que Dios te dará una relación sentimental mejor de lo que un día pensaste que podría ser y sobre todo cuando la etapa del matrimonio llegue serán un matrimonio muy bendecido por Dios.

Ya es hora de aprender a decir NO y ALTO.

 

 

No satisfagáis los deseos de la carne

por Enrique Monterroza

“Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne. Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis”

Gálatas 5: 16, 17

Todos quisiéramos satisfacer los deseos de la carne, el que diga que no es un mentiroso, ya que mientras estemos en la tierra y con este cuerpo corruptible seguiremos teniendo los deseos provocados por la carne, esa que nos impulsar a hacer cosas que van en contra del Espíritu.

Cuando venimos a Cristo, nuestro espíritu fue renovado, nuestra alma encontró salvación, pero nuestra carne seguirá siendo la misma, con la única diferencia que ahora ya no vivimos para satisfacerla, sino para contradecirla y agradar a los deseos del Espíritu.

El Apóstol Pablo les escribía a los Gálatas y le hacia ver la importancia de “ANDAR EN EL ESPÍRITU” y no satisfacer los deseos de la carne. Y es que los deseos de la carne son engañosos, te presenta una satisfacción momentánea y carnal, que luego de ser consumada produce un arrepentimiento instantáneo de aquello que hace momentos anhelaba hacer.

Todos en algún momento de nuestra vida nos hemos tenido que enfrentar al hecho de: ¿Satisfacer a la carne o satisfacer al Espíritu?, lo mas fácil es lo primero, ya que por naturaleza somos orientados a ello, pero lo segundo es lo que estamos aprendiendo, ese proceso diario de negarnos a nosotros mismo, tratando de hacer vivas esas palabras de Jesús al decirnos que el que quisiera ir en pos de El tenia que negarse a si mismo, tomar su cruz y seguirlo.

Este proceso de Andar en el Espíritu no es fácil y solamente lo lograremos cuando comencemos a llenarnos de la presencia de Dios en nuestra vida y eso solo se logra con una vida de Devocional Diario y de Comunión Intensa con el Señor.

Andar en el Espíritu no es creerse el súper espiritual, no es no querer saludar a los hermanos por temor a que te quiten la santidad, no es creer que andas volando y que solo te falta la aureola. No, andar en el Espíritu es evitar satisfacer los deseos de la carne llámense estos: envidia, rencor, odio, enemistades, pleitos, celos, contiendas, disensiones, etc. Pero esto solo se lograra a través de una relación personal verdadera con el Señor.

Nadie, absolutamente nadie puede decir que anda en el Espíritu, cuando realmente no mantiene una vida diaria de oración, cuando ni siquiera dedica unos minutos para meditar en su Palabra o cuando ni siquiera tuviste durante el día pensamientos de querer agradar a Dios en lo que hacías.

El andar en el Espíritu es vivir conectado al Señor, es analizar cada cosa que haré en el día para evaluar si es o no agradable a Dios, es negarse a lo que realmente quisiera hacer, pero que sé que va en contra de su voluntad y por ello prefiero aguantarme las ganas y no fallar, todo por amor a Dios y no por imposición. Andar en el Espíritu es hacer el bien, tratar de ayudar a otros, ver al necesitado como una oportunidad mas para agradar a Dios y con ello realizar el evangelio practico del cual somos llamados a realizar.

Andar en el Espíritu es evitar que todo lo que tenga que ver con los deseos de la carne se apoderen de mi vida y tomen el control de ella.

Realmente necesitamos cada día acercarnos mas a Dios, para evitar ser débiles antes las asechanzas del enemigo y ante las tentaciones que encontraremos a diario. Pero eso solo lo lograremos entablando una VERDADERA relación personal con Dios, no hablo de orar un minuto o de leer dos versículo y ya, ¡No!, hablo de que nuestra vida diaria gire alrededor de tratar de hacer su voluntad y no la nuestra.

Una verdadera relación personal con Dios se traduce en un verdadero andar en el Espíritu.

¿Cómo esta tu andar?

 

 

El Noviazgo es para Disfrutarlo

por Enrique Monterroza

La etapa del noviazgo es una de las más hermosas que el ser humano puede experimentar en cuanto al amor. Es allí en donde el amor nace y crece y junto con ese sentimiento se da a luz a muchos detalles que hacen que los dos se enamoren más cada día.

El conocerse y aprender uno del otro con el tiempo lleva a enamorarnos de esa persona, a sentir cosas que no habíamos sentido antes, como las famosas maripositas en el estomago cuando algo lindo ocurre en la relación o como detalles pequeños pero de gran importancia que nos hacen suspirar. Personalmente me gusta estar enamorado, porque es un sentimiento hermoso que Dios nos ha permitido experimentar.

Las relaciones de noviazgo son ideales para demostrar a través de detalles pequeños lo mucho que amamos aquella persona la cual Dios quiso que conociéramos y con la que en algún momento compartiremos la vida juntos como matrimonio.

Hoy quiero dedicar este artículo a todos aquellos noviazgos unidos por Dios, con el objetivo de que valoren a través de detalles la bendición de tener a tu lado al amor de tu vida.

Cuando Dios nos une

Hay una gran diferencia entre hacer lo que nosotros creemos que es lo correcto y hacer lo que Dios quiere que hagamos. Cuando nosotros nos guiamos no por emociones, sino por lo que Dios quiere para nuestras vidas, entonces nuestras decisiones irán respaldadas por El, lo que hagamos será bendecido por el Señor, porque seguramente estaremos haciendo su voluntad.

Es lindo cuando el Señor une a una pareja, cuando no hay necesidad de forzar nada y que todo se da poco a poco y ese amor crece cada día porque se riega como una planta.

Una pareja que Dios ha unido es una pareja en donde existirá el respeto, en donde el amor es correspondido, en donde todo su entorno está a favor o por lo menos casi todo su entorno, y es que cuando las relaciones son de Dios llevan todas las de ganar, llevan todas las de ser bendecidos y disfrutar de esa etapa a la que considero una antesala al matrimonio.

Y es que no puedo dejar de pensar que un noviazgo que Dios aprueba es aquel que también tiene como objetivo llegar al matrimonio. No me imagino a un Dios aprobando un noviazgo de “prueba”, para haber si da o no da. Personalmente pienso que un noviazgo que Dios aprueba es aquel que lleva como objetivo casarse y formar una familia. Obviamente para eso tiene que pasar un par de años de noviazgo para conocerse muy bien antes de dar el paso final. Pero el objetivo número uno de esos noviazgos tendrían que ser llegar al matrimonio, porque se supone que supieron esperar el tiempo de Dios y porque Dios permitió que todo se diera, por ende se supone que en un futuro sería un buen matrimonio constituido por Dios.

Cosa contraria es cuando entablamos una relación sin pensar en un futuro, en donde lo único que se quiere es dejar de sentirse solo, teniendo a alguien para “compartir” momentos especiales, pero que realmente siempre terminan peor de cómo comenzaron.

Cuando Dios une una pareja es algo hermoso, aun recuerdo la primera vez que vi a mi amada Yamita, la vi tan hermosa, cautivo mi vista desde el primer momento, su sonrisa, su carita de ángel, me hacía que me pusiera hasta nervioso, para mí era y es la mujer más hermosa sobre la faz de la tierra.

Después de un tiempo de una hermosa amistad con ella, Dios puso en mi corazón la seguridad de que ella era la tan esperada ayuda idónea, esa mujer que me amaría más de lo que me imaginaba, esa mujer que estaría dispuesta a morir a mi lado por tratar de alcanzar nuestros sueños. Aun recuerdo un día que al verla sentí como un clic dentro de mí que me hizo sentir que ELLA ERA. Desde ese mismo momento jamás hubo duda en mi que ella era para mí y es que cuando Dios da un sentir lo da mutuo, ella también sintió lo mismo, era algo que estaba estipulado en la historia de Dios para mi vida. El tiempo exacto, el momento adecuado, todo en mi vida listo para que se diera el momento que tanto había esperado.

Cuando comenzamos nuestro noviazgo era algo más especial de lo que jamás había experimentado. Era un amor tan enorme, tan grande al cual no estaba acostumbrado. Me sorprendía la forma de cómo me amaba, me sentía querido, me sentía importante para ella y yo también trataba de corresponder al máximo, por fin había encontrado a la mujer que llenara mis expectativas y me hiciera sentir feliz, ahora estaba completo y listo para seguir el proceso de Dios en mi vida junto a mi amada.

Cuando Dios decide unirte a una persona, hará que todo se dé para ello. No tendrás que forzar nada, no habrá tiempo que haga cambiar ese amor, sino que los dos son el uno para el otro en todo sentido, es decir: UN COMPLEMENTO.

Disfruta tu Noviazgo.

Yo puedo dar testimonio que disfrute mi noviazgo, gracias a Dios nuestro noviazgo solo estuvo marcado de recuerdos hermosos, no peleábamos, no discutíamos y si lo hicimos fue una tan sola vez en nuestro noviazgo, ¡Claro sino, esto no era noviazgo! (hehehe) pero algo que aprendimos era a disfrutarlo al máximo, ¿Para qué pelear?, ¿Para qué discutir?, no traía nada provecho sino que lejos de ser provechoso desgastaba la relación.

Aprendimos a tenernos confianza el uno al otro, vivíamos a una distancia muy considerable, eran cinco horas de viaje, por lo que decidimos que el tiempo que nos veíamos teníamos que aprovecharlo para disfrutar de esa hermosa etapa.

Hablábamos a diario por teléfono, mi celular sufría porque eran horas y horas las que pasábamos hablando mientras mi oído sentía como que un ángel le susurraba, era hermoso, una etapa única que no iba a repetirse, pero que en el matrimonio iba a ser aun mejor.

¿Estás disfrutando tu noviazgo?

Muchos de los que en esta hora me leen saben que es no disfrutar de un noviazgo, saben que es no valorar a una persona y valorarla hasta que ya no está a nuestro lado.

A veces nos pasamos la vida peleando o discutiendo por cosas sin importancia, destruyendo poco a poco esa bonita relación que inicio como una historia de amor, pero que poco a poco se va transformando en una historia de terror en donde los corazones dañados abundan.

El noviazgo es para disfrutarlo, es para compartir momentos únicos en la vida con aquella persona que movió tu alfombra, es para hablar con esa persona por horas y conocerla aun más. Es para saber cuáles son sus gustos e intereses y para apoyarse mutuamente.

Es una etapa para escuchar y ser escuchado, una etapa en donde juntos pueden hacer tantas cosas que se propongan.

Una etapa en donde pueden demostrar que aman a Dios guardándose, respetándose mutuamente y en donde su único objetivo tendría que ser agradar a Dios.

No pelees más, aprende a aceptar a esa personita que tienes a tu lado, aun con sus defectos y errores, recuerda que tú tampoco eres tan perfecto, el amor consiste en eso, en aprender a aceptarse uno a otro con amor y a apoyarse no solo en los momentos de victorias, sino en los momentos malos también.

Ama a esa persona como te gustaría que te amen, no esperes solo recibir, da también, porque es mejor dar que recibir, y de lo que siembres, así también cosecharas. Si quieres que te traten bien, entonces trata bien, si quieres que confíen en ti, entonces confía también en esa persona. Aprende a que tu relación este cimentada en Dios, porque si es así todo te saldrá bien.

No eches tu relación a la basura por momentos de locura, no hagas que tu historia de amor se termine por momentos de “placer”, respeta a tu novia y chicas respeten a sus novios. El amor va mas allá del sexo o cosa semejante, el amor es comprensión, el amor es atención, el amor es respeto, el amor es paciencia, el amor es sinceridad y sobre todo el amor proviene de alguien que está al tanto de tu relación, el es Dios.

El maltrato no es amor.

Lastimosamente también existe en el noviazgo el maltrato verbal y físico, aquellas personas que se creen dueños de otra, que creen que siempre tienen la razón en todo aunque no la tengan y de lo que dicen tener no sea lógico. Pero que a través de amenazas y palabras que dañan la integridad o moral de la otra persona tratan de que la otra persona los ame.

Señoritas, si tu eres una víctima del maltrato verbal o físico de parte de tu novio: ¿Qué estás haciendo aun con esa persona?, ¡Eso no es amor!, una persona que en el noviazgo te maltrata, ¿Qué no hará en el matrimonio?, si en el noviazgo que es una etapa de amor, de maripositas en el estomago y de sensaciones únicas hace esto, entonces ¿Qué mas hará más adelante?

Con toda seguridad te digo que debes correr por tu vida, no sigas en una relación de noviazgo en donde te estén maltratando, la voluntad de Dios para tu noviazgo no es esa. El noviazgo es una etapa hermosa en donde el amor tiene que ser quien la comande y si aun no lo has entendido, eso no es amor. Valórate, respétate a ti misma y a la imagen de Dios en tu vida, Dios no quiere eso para ti.

Respeto siempre será sinónimo de amor.

En el noviazgo el respeto siempre será sinónimo de amor. Si tú novio o novia no te respeta, entonces difícilmente te amara. El amor es respeto, aceptación, compresión, respaldo y todo lo contrario a eso no es amor. Aprendamos a amar a nuestra pareja.

Hay muchas personas que no valoran a la persona que tienen a su lado, personas que creen que pueden encontrar “algo mejor” y van por la vida probando docenas de relaciones porque jamás están conformes con lo que tienen. No caigas en ese error, no eches a la basura una bonita relación por locuras tuyas, por pensamientos que no tienen nada de correctos.

Esta etapa será única

¿Quieres tener buenos recuerdos de tu noviazgo?, entonces trata de disfrutarlo, deja a un lado todo aquello que te está impidiendo hacerlo. Permite que esta etapa sea positiva en tu vida y que te marque positivamente para que en un futuro muy cercano puedas estar gozando de un matrimonio feliz.

Sorprende a tu novio o a tu novia con detalles hermosos, con esos detalles que quedaran en la memoria, cosas pequeñas de gran valor, escríbele lo que sientes lo que esperas de un futuro cercano. Enamórala cada día, se romántico, aunque no sea tu personalidad. Muchos de nosotros tuvimos que hacer cosas que jamás pensamos hacer por tal de enamorar aun más a nuestra amada. ¡Hazlo!, sal de la rutina, demuestra a través de tus acciones que realmente amas a esa persona y que juntos nadie los puede detener.

Sírvanle al Señor, desgasten su soltería en el Señor, hagan cosas juntos, sirvan juntos, asistan a todas las actividades de sus Iglesias, no se olviden nunca de Dios y de su relación personal con El. Jamás sustituyan a Dios por ustedes, al contrario, siempre tomen un tiempo para hablar con Él, si fuera posible oren juntos, pídanle a Dios que siempre mantenga en sus corazones ese amor del uno hacia el otro, estoy seguro que si esa relación es de Dios, TODO SALDRA PERFECTO.

Si hasta el momento habían hecho mal las cosas, aun es tiempo de enderezar lo pasos, si han fallado a Dios, si se trataron de formas equivocadas, si en algún momento se dañaron, todavía es oportunidad de restaurar esa relación, pero la única forma es entregarle sus vidas por completo al Señor y entregar esa relación en sus manos, para que Dios sea quien pueda gobernar sobre ustedes.

Examinen y reflexionen sobre donde estuvieron sus errores y comprométanse con Dios a poner de su parte para cambiar su historia que se estaba convirtiendo en negativa.

Hoy es un buen día para comenzar de nuevo, para pedirle perdón a Dios, para prometerle una vez más que ahora si lo intentaras.

Hoy es un buen día para comenzar a amar con más fuerza, para ir delante de tu amada o amado y decirle lo mucho que quieres que salgan bien las cosas y si realmente Dios los ha unido, entonces todo el camino se enderezara, porque lo que Dios une nada lo desune.

“El que ama tiene paciencia en todo, y siempre es amable.
El que ama no es envidioso, ni se cree más que nadie.
No es orgulloso.
No es grosero ni egoísta.
No se enoja por cualquier cosa.
No se pasa la vida recordando lo malo que otros le han hecho.
No aplaude a los malvados, sino a los que hablan con la verdad.
El que ama es capaz de aguantarlo todo, de creerlo todo, de esperarlo todo, de soportarlo todo”.

1 Corintios 13:4-7 (Traducción en lenguaje actual)

Disfruta del amor en tu noviazgo y no te olvides jamás

de agradar a Dios

 



Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: